Como profesionales dedicados y gracias al mejor Fotógrafo de Producto en Madrid, desde el estudio de Miguel Merino hemos trabajado con una variedad muy amplia de materiales (metales y plásticos brillantes o mate, cristal, cuero o textil, por citar algunos) como se puede ver en esta pequeña muestra de fotografías. Cada uno exige un tipo de iluminación muy distinta, y nuestro trabajo consiste en iluminar de forma creativa y encontrar la perspectiva y el encuadre que consigan transmitir el valor de ese producto que la empresa quiere comunicar al consumidor.

Como sucede con las personas (¡y con los espacios también!), hay productos fotogénicos y otros que no lo son. Estos últimos son los que requieren de un mayor trabajo y esfuerzo creativo para encontrar la forma idónea de retratarlo para conseguir el objetivo último que tiene el fotógrafo de producto: transmitir un valor añadido que incite al consumidor a comprarlo.

En la página de Servicios de Fotografía de Producto explicamos en más detalle el trabajo que realizamos y cómo lo realizamos. Podrás comprobar el trabajo y experiencia necesaria que hay detrás de cada una de estas fotografías, y también la pasión por el detalle y el trabajo bien hecho.

Un fotógrafo de productos debe conocer la empresa, la marca, y por supuesto, el producto que está fotografiando. No todos los productos son iguales, y por lo tanto, debemos adaptar nuestro trabajo. Retratar un producto con fines comerciales exige hacerlo atractivo, captar sus características y mostrarlas de forma persuasiva. En nuestro catálogo encontrarás todo tipo de trabajos realizados por nuestros fotógrafos de producto, reportajes hechos para diferentes empresas, consiguiendo en todos ellos la imagen perfecta.

Si buscas el mejor fotógrafo comercial para campañas, catálogos, imagen web, etc., contacta con nosotros, te ofrecemos un servicio personalizado para que puedas mostrar la mejor faceta de tus productos.