Los Filtros en la Fotografía Digital

Los Filtros en la Fotografía Digital

Una de las cuestiones en las que hay cierta confusión cuando se habla de fotografía digital es acerca de qué filtros son recomendables utilizar con una cámara digital. Existe la percepción de que todo se puede hacer en Photoshop, pero esto no es cierto. Hay dos tipos de filtros que tienen efectos dificilmente reproducibles en postproducción (a menos que se utilicen técnicas de montaje de varias tomas). Estos son el Filtro Degradado Neutro y el Filtro Polarizador.

El Filtro Degradado Neutro

Es un filtro curiosamente bastante desconocido (y poco utilizado) entre los aficionados de la fotografía. El formato de uso más habitual son los Cokin, de forma rectangular. Tiene en la parte superior un degradado gris neutro y la parte inferior es transparente. Existen diversas densidades de degradado (igual que los filtros gris neutros) en función de la cantidad de luz que uno quiere bloquear. Existe una variante poco usada que tiene un degradado inverso, es decir, la zona gris está en el centro del filtro y el degradado se produce tanto por encima como por debajo.

Ejemplo de filtro neutro degradado

Ejemplo de utilización de un Filtro Degradado Neutro en un Paisaje 

El Filtro Polarizador

El Polarizador es el otro filtro indispensable para la Fotografía Digital. La luz se comporta como una forma de onda que se propaga en línea recta y está formada por dos componentes: uno eléctrico y otro magnético que viajan a 90º uno respecto del otro. En determinadas circunstancias (como cuando la luz incide sobre agua o vidrio, o en la alta atmósfera) uno de los dos componentes es eliminado en el proceso. Se dice entonces que la luz está polarizada (en un eje u otro). El filtro Polarizador lo que hace es precisamente filtrar el otro componente restante, eliminando por completo la luz polarizada.

Filtro polarizador fotografía digitalEl efecto visual es -como todos conocemos- la eliminación de brillos en superficies de cristal, agua y en algunos barnices. También tiene un efecto muy potente y a veces dramático sobre la luz polarizada del cielo y su reflejo en todos los objetos circundantes: el azul del cielo se oscurece e intensifica, a veces invirtiendo la relación de luminosidad en cielo y tierra. No sirve, sin embrago, para eliminar brillos de objetos metálicos.

La polarización raramente es total y su grado depende de varios factores, uno de los más importantes siendo la posición del sol respecto al fotógrafo: el máximo efecto se consigue con el sol alto y a 90º del fotografo.

El Polarizador en el Estudio

Por último quería mencionar otro uso del Polarizador, menos conocido: su uso en Fotografía Publicitaria en Estudio. Como la luz que manejamos en el estudio no está polarizada, para que nuestro filtro tenga efecto debemos previamente polarizar la luz: esto lo conseguimos poniendo unas láminas polarizadoras delante de todos (o algunos, según el caso) los flashes. Mientras miramos el objeto cuyos brillos queremos eliminar, vamos girando primero uno de las láminas y luego las restantes, hasta que notemos que se reduce algo el brillo. Finalmente, giraremos el filtro polarizador que está sobre el objetivo de la cámara hasta conseguir la desaparición parcial o total de los brillos.


Comentarios

* campos requeridos