La Fotografia Industrial: Técnicas I

La Fotografia Industrial: Técnicas I

En la Fotografía Industrial se suelen englobar distintos conceptos. En este artículo hablaré de la Fotografía Industrial como aquella disciplina fotográfica que se ocupa de retratar espacios industriales (fábricas, almacenes, procesos productivos e instalaciones industriales, entre otros). La fotografía de productos industriales realizada en estudio, no lo consideraré como Fotografía Industrial. Sí en cambio la fotografía de máquinas o instalaciones industriales realizadas en localización.

 

La Fotografía Industrial: Principios Básicos

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, al tratarse de espacios, las técnicas y los principios utilizados son los mismos que los utilizados por un Fotógrafo de Arquitectura y un Fotógrafo de Interiores. De esta forma, los elementos que caracterizan este tipo de fotografía se resumen en lo siguiente:

 

  • Dominantes de Color:

    En interiores, la mezcla de luz artificial (a veces de varios tipos) y luz natural  genera unas dominantes de color que hay que corregir en postproducción. El objetivo es homogeneizar la temperatura de color del espacio en su conjunto, de manera que sean atractivos los colores que aparecen o bien que reflejen la realidad de lo retratado (por ejemplo paredes blancas o metales neutros que aparecen de color amarillo-anaranjado).

    Fábrica de células solares

    En esta foto de ejemplo de una fábrica de alta tecnología, por una parte se ha suavizado la dominante amarilla del fondo y se ha acentuado la dominante azul del primer plano -ya que se suele asociar este color con los entornos tecnológicos- y de esta forma creamos un contraste cromático atractivo muy utilizado: azul-amarillo.


  • Amplio Rango Dinámico:

    En interiores, suele haber un amplio rango dinámico (zonas de luces de muchas intensidad y sombras más o menos profundas). Esto exige una exposición que optimice el histograma (llevar el histograma lo más posible a la derecha, sin “quemar” las zonas más brillantes) y una postproducción que equilibre el rango tonal (aclarar las sombras  y comprimir las luces).

Estanterías metálicas industriales

En este ejemplo de fotografía de un almacén industrial, en posproducción se tuvo que neutralizar las dominantes de color (el metal se ve de color neutro) y equilibrar el rango tonal. También se utilizó un objetivo de control de la perspectiva para conseguir incluir en el encuadre las zonas altas del almacén, sin producir líneas de fuga.


  • Tiempos de Exposición Largos:

    En interiores hay que utilizar tiempos de exposición largos, debido al bajo nivel lumínico, habitual en espacios interiores. La utilización -¡siempre!- de un trípode es también fundamental. Dado que intentamos  trabajar normalmente con diafragmas óptimos para interiores (entre f 8 y f 16, para maximizar la profundidad de campo y evitar la pérdida de calidad causada por la difracción al cerrar -la mayoría de los objetivos de formato 35mm-  más allá de f16) y el ISO base de la cámara (normalmente ISO 100), los tiempos de exposición largos son inevitables.

     

  • La Luz en Exteriores:

    En exteriores, la clave es la hora del día y la orientación solar del espacio o instalación a fotografiar, que condicionarán la calidad de la luz y los encuadres disponibles. A ello se une -evidentemente- la situación metereológica.

    Paneles solares fotovoltaicos

    Esta fotografía industrial de un campo solar fotovoltaico es un ejemplo de rango dinámico bastante extremo: se eligió un encuadre casi a contraluz para acentuar el contraste de luz que existía debido al cielo tormentoso -algo siempre muy fotogénico – y las zonas más en sombra. El equilibrio tonal se consiguió en postproducción con una técnica que consiste en reducir la luminosidad del fichero RAW y luego de forma selectiva ir aclarando determinadas zonas .

     

  • Líneas de Fuga:

    En exteriores e interiores, es muy importante evitar la convergencia de las líneas verticales (líneas de fuga). Para ello hay que situar el objetivo siempre de forma paralela al suelo, e idealmente, utilizar un objetivo de control de la perspectiva para poder encuadrar una estructura grande, sin necesidad de inclinar la cámara (ver post Fotografía de Arquitectura: Objetivos Especiales).

     

    En próximos artículos veremos otros ejemplos de Fotografía Industrial, tanto de interiores como de exteriores, y explicaré porqué se eligió el encuadre y qué tecnica de postproducción se utilizó y porqué.

 


Comentarios

* campos requeridos